Porque mis hijos, sí salen en redes sociales

Teresa-83

DSC_0032

Llevo ya un tiempo dándole vueltas al tema de las fotos de mis hijos en las redes sociales.

Reconozco el miedo en mi misma cuando pienso en todas esas cosas malas que les pueden pasar por mi culpa, artículos que me llegan sobre denuncias de hijos a padres que “abusaron” de exponer su vida en las redes, hijos enfadados y madres temerosas que no mandan fotos de su recién nacido por whatsapp, por miedo a que acaben en mano de los malos….

En fin, que me pongo a pensar y pensar, y sigo haciendo fotos a mis hijos, y sigo publicando en mis redes sociales las cosas que me gustan y me apetece compartir.

DSC_0214

¿Por qué lo hago?, ¿por qué no tengo miedo?, ¿soy una madre insensata, a la que mis hijos odiaran cuando sean mayores?

Entonces viene a mí una frase que me dijo hace ya tiempo mi querido @joaquinlopezbailo, el me dijo: “Ojalá mi madre me hubiera hecho fotos tan bonitas como las que les haces tú a Pablo, Jaime, Casilda y Mateo. Van a tener un recuero precioso de su infancia”.

DSC_0267

Entonces me entran muchas ganas de seguir haciéndoles fotos.

Cuando era niña empecé un diario. Desde los 12 años hasta hace bien poco escribía en un cuaderno todo lo que me pasaba, lo que sentía; eran reflexiones que me ayudaron a crecer. Hoy solo son un montón de cuadernillos y de recortes; entre los que hay entradas de cine, hay cartas de amor, ticket de cenas especiales, invitaciones de bodas, alguna foto; y al que solo acudo, muy de vez en cuando, movida por la nostalgia.

Pero eso no quita para que continúe escribiendo un diario, y recopilando aquellos recuerdos y reflexiones que me siguen ayudando a crecer. Lo que ocurre es que he cambiado el lápiz por mi móvil o mi cámara de fotos.

DSC_0245

El nacimiento de mis hijos me lleno de inspiración. No quería que se me olvidaran lo pequeños que eran, lo bien que olían…

Fotos y más fotos, vídeos del primer puré de Pablo,  de los primeros pasos de Jaime, de la primera vez que cogimos en brazos a Casilda en Etiopía o de las primeras canciones de Mateo.

¿Por qué no enseñar lo bonitos que son, lo felices y sonrientes que crecen?

Vivimos en una sociedad en continuo cambio, nuestros hijos crecen rodeados de imágenes y nuevas tecnologías. Los tiempos cambian , ¿por qué no cambiar con ellos.?

Yo no tengo miedo, la verdad. Si viviéramos con él no saldríamos ni a la calle, los malos pueden estar escondidos detrás de un seto en el parque o en la tienda de chuches.

Los malos han estado y seguirán estando. Siempre. Y aunque es evidente que es responsabilidad nuestra enseñar la correcta utilización de las redes sociales, creo sinceramente que hay que vivir sin miedo; y lo digo yo que lucho contra él cada día. 

Ojalá mis hijos, cuando sean mayores, se sientan orgullosos de mi y de las fotos que acompañaron su camino.

Es un regalo. Mi instagram es suyo.

DSC_0254

/ / / /

12 comments

  1. ¡Pero qué artículo más hermoso! Es muy linda la forma en la que uno es capaz de conocer a tu linda familia a través de tus palabras y tus fotos. No me cabe ninguna duda que aquel miedo con el que luchas es un reflejo más de que sos una mamá que ama a sus hijos, que nunca nadie dude de eso. Tus fotos son espectaculares y seguro que algún día tus hijos te las agradecerán (si es que todavía no lo hacen).

  2. No sabes cómo te he entendido!!! Hace unos 7 meses perdí mi móvil, y con él, todas las fotos de todo ese tiempo. Me hinché de llorar hasta que me puse a revisar mi IG. Allí estaban publicados nuestros recuerdos más bonitos. Me he planteado mil veces si marcar mis fotos o dejar de publicar nuestras vidas pero…Las redes sociales nos han obligado a querer fotografiarlo todo: nuestros niños llenos de puré, con los mocos colgando, metidos en la ducha o saltando en un charco de barro. Momentos que de otra manera hubieran pasado completamente desapercibidos y que gracias a estas fotos, nos ayudan a recordar esas situaciones y lo bien que lo pasamos preparando la escena juntos. El primer retrato que me hizo mi hija, una nota que me dejó en la almohada o una flor que cogío del suelo para mí.Te invito a seguirme en IG (dra_rana) y compartir contigo todos esos momentos que quedarán grabados para siempre!

  3. Totalmente de acuerdo!!! No se puede vivir pensando en todo lo malo q puede pasar!hay que ser sensatos y razonables, pero sanos y naturales en el uso de las redes sociales.

  4. Precioso Teresa!!! Este artículo será un “pro” en mi balanza interna de mostrar o no mostrar las caritas de los peques. Gracias por ser ejemplo y por abrir camino.
    Un saludo familia.

  5. Precioso post y precioso recuerdo para tus hijos!
    Me siento identificada con tu artículo porque también me he puesto a pensar en los pros y contras de sacar a los hijos en redes sociales. Gracias por compartir tus sentimientos al respecto!

  6. Este es uno de los pocos post en favor de publicar las fotos de los menores. ¡Qué bien tener otro punto de vista! Es alucinante el respeto y la clase que demuestras hacia tus peques. Tus fotos son una maravilla!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *